subscribe: Posts | Comments

La guerra líquida: Una reflexión auditiva y tactil

0 comments

Liquid by Chris Halderman

You should know (by now) really
that this could end, really
you should know i could never make it work
wake up, let’s pretend, really
really, babe

Suspira. Escucha el fluído que se escurre por los speakers, casi casi volviéndose tangible. Como morder humo que suena a esencia, a algo un poco más allá, compuesta de la emoción capturada en un sonido, o quizás alguna combinación matemática que hale los hilos de alguna codificación química en el cerebro. Aún así, encapsula recuerdos, sentimientos, que van dejándose coser dentro de la melodía.

Do you like the way the water tastes
like gunfire
for you but you could never say
then come forth cuz its coming round
round the water

Entonces se escucha una voz mitad extra terrestre, mitad hombre humanoide, con alcance harmónico casi femenino y líquido. Una voz andrógena que susurra y a su vez grita hechizos que te elevan, junto a cual sea la afinación codificada de las tonalidades eléctricas emitidas y el vudú del estéreo emitiendo golpes compatibles auditivamente con charcos pisoteados y truenos inversos.

Beware the wáter…

El mensaje en el agua, quizás como refutación a Masaru Emoto: ¿Qué tal si el agua nos engaña? Como dicen por ahí, “que me salven del agua mansa, que de la turbia me salvo yo.” Beware the wáter, como nos canta Chino Moreno en la hechizante canción de Deftones. Exudando su trademark aura de sensualidad logra encarnar una sexualidad femenina, sea hombre o mujer el cuerpo al cual se adhiera tal humedad para ser condensada. Moreno encarna un perfecto ejemplo de cómo un hombre puede emitir sexualidad femenina, sea cual sea su orientación sexual, en su caso heterosexual. Esta esencia habla de mitologías de diosas, ninfas y sirenas engañosas, decadentes pero tan y tanto te envuelven dentro de un capullo mojado, de seda y sexo. Y es a través de esta esencia que Moreno nos canta sobre el juego y el sexo.

You should know, babe
at least pretend you did know why
it’s not like you warned so go on take a drink
really, babe

Do you like the way the water tastes
like gunfire, you knew but it was never safe
take one more cuz its coming round,
round the water

YouTube Preview Image

Cuidado con el agua, el juego es mucho más complicado de lo que parece. La entrada a la casa de los espejos puede salir muy por encima de tu presupuesto. El agua es espejo, cuidado. El agua traiciona con espejismos de cercanía, cuando lo que esconde es profundidad que rompe cálculos previos. En cualquier momento los roles se invierten. Las corrientes te atrapan, te arropan, en capullos mojados de seda y sexo, y te ahogan. Se llama Decadencia y su traje es color índigo. Sus labios secos succionan almas como súcubo y su mirada es una ventana hacia el vacío. Cuidado con la marea. Es caminar por la cuerda floja y los ojos vendados, para luego encontrarte atrapado en la tela de la araña transcendiendo del bondage físico al emocional.

Otra canción, “Tuna in the Brine” de Silverchair, nos inspira sospecha de hablar sobre la caída en el acto, la batalla perdida. El andrógeno y anoréxico Daniel Johns, cantante de Silverchair, al oído nos grita quejidos que transforma en susurros:

The light in my darkest hour is fear
Denies me of anything good
sooo, don’t lose your heart you’ll need it

Recuerda amarrar bien tu órgano cardiaco para no perderlo entre aguas negras. Esa es la clave del juego: Mantener tu llave y robarle la del otro. La guerra implícita debe acabarse en un consenso pacifista. Whether it be to part in separate ways o emprender algún tipo de negociación relacional. Embrace the pulling game pero no caigas al fango. La seducción coquetea con una extraña nostalgia que habla de hambre y calor. Puede dirigir como flautista el camino hacia el masoquismo pues hay moscas que buscan que las arañas les aniquilen sorbo a sorbo.

YouTube Preview Image

To all of the animals
who keep sipping the sweat from my back,
You’re making me ill
And I can’t get enough
So take another pill and tell another lie
And lie amongst your lies like tuna in the brine.

About Sheyla Rivera

Sheyla Rivera has written 36 post in this blog.

Escritora, músico y gestora cultural. Nació en Puerto Rico en la década de los 80s, entre el campo y la urbe. Completó un bachillerato doble en Psicología y Sociología en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras, y cursó la maestría en Medios y Cultura Contemporánea de la Universidad del Sagrado Corazón. Se destaca en el manejo de organizaciones artísticas sin fines de lucro, cultura visual japonesa, estudios de género y teoría cultural.

w

Leave a Reply