subscribe: Posts | Comments

La importancia de la Huelga Estudiantil Nacional

0 comments

El 16 de junio del 2010 recibí un mensaje de texto cerca de las 11:45pm de un amigo que leía “¡Ganamos!”, mensaje que en seguida entendí. Siguiendo el proceso huelgario, que iba cerca de su día 58, sabía que el Comité Negociador Nacional, representante del estudiantado en el proceso de mediación, al fin se encontraba en negociaciones con la Junta de Síndicos. El entusiasmo notable del mensaje parecía informar que al fin habían llegado a un acuerdo. Gracias a la mediación del ex juez Pedro López Oliver, la Junta de Síndicos tuvo que sentarse de una vez por toda a lograr unos acuerdos. Los acuerdos logrados discuten una serie de temas: 1. Normas por las que se administraran las sanciones, 2. Los huelguistas asistirían en limpiar y arreglar los recintos para comenzar las clases, 3. No se impondría la cuota en agosto, sino enero del 2011, 4. Se enmendaría la Certificación #98 y 5. No se privatizaría ni vendería ningún recinto por medio de arreglos APP. Sin embargo, llegar a este nivel no fue para nada sencillo. Fue un proceso difícil que puso en prueba la disciplina y capacidad organizativa del estudiantado en lucha por la educación pública en diversas ocasiones. Tanto el Gobierno como la Administración Universitaria emplearon todo tipo de cizañas, tanto mediáticas como físicamente represivas, para intentar menospreciar su causa desde el comienzo. No obstante, los estudiantes probaron ser una fuerza admirable, empleando calma y sobretodo un enfoque claro en sus metas frente una Administración que buscaba debilitarlos por medio de la desinformación. Perduraron con notable dignidad y creo que se ha demostrado que continuaran igual de fuertes. Aunque los acuerdos logrados inspiran sentimientos mixtos para muchos, creo que hay importantes lecciones para aprender de los eventos que llevaron a los mismos. Se emplearon una serie de iniciativas novedosas que podrían ser excelentes recursos para futuras luchas sociales. Sin embargo, también hay precauciones serias que se deben seguir tomando para asegurar que la lucha trascienda los eventos de la huelga y siga fuerte cuando se “normalice” la situación en los recintos.

Triunfos importantes obtenidos:

Uno de los triunfos más importantes a raíz de esta huelga fue que se enmendara la Certificación #98,  el documento que buscaba poner en moratoria las exenciones de matrícula para estudiantes sobresalientes entre otros. Según su versión original, la certificación obligaba al estudiante a escoger entre recibir dinero federal por medio de la Becca Pell o gozar de la exención de matrícula. Según la lógica de este documento, se establecía que el único gasto importante sería la matricula. Sin embargo, esto omitía una serie de gastos adicionales que eran necesarios para muchos continuar con sus estudios. De nada le sirve a un estudiante tener exención de matricula si no tiene dinero para comprar materiales, libros e incluso hospedaje para casos que lo ameritaran. Se éxito académico se vería grandemente afectado, lo que lleva demostrar precisamente la falta de lógica de dicho documento. La controversial certificación fue de las razones principales para el conflicto huelgario ya que fue vista por muchos estudiantes como un intento de limitar las herramientas del estudiantado para pagar un déficit creado por los misma Administración. La falta de transparencia y disposición de la Junta de Síndicos sobre el tema de abrir los libros financieros parece respaldar este sentir. Ahora enmendada, el estudiante puede aplicar a ambas ayudas financieras en los casos necesarios. Así se entiende que es un triunfo porque le asegura a varios que siga en pie una herramienta que le permite al estudiante de escasos recursos continuar estudiando. Por supuesto, siempre habrá imbéciles como el ex Gobernador Carlos Romero Barceló que sugirió que los estudiantes utilizaban el dinero federal para comprar cocaína. Por decir estupideces así  no debe de sorprenderle a nadie que Joseph Raymond Molina le haya dejado el ojo izquierdo pareciendo una toronja por el puñetazo que le dieron el 7 de mayo del 2008 en la panadería Pelayo de Condado. Deberían de poner una placa en el lugar donde le dieron que lea: “Aquí callaron a Barceló, ex gobernador, por bocón”. Podría considerarse una atracción turística y a la vez contribuiríamos a estimular el turismo interno.

Otro triunfo logrado por medio de las negociaciones fue que se certificara que no se impondrían contratos privados sobre los servicios de la UPR según la iniciativa de las Alianzas Público Privadas de Fortuño. De esta manera la Junta de Síndicos se comprometió a no vender ninguno de los recintos del sistema UPR a manos privadas. Sin embargo, me parece que hay que tomar profunda vigilancia para que se respete esta decisión. Después de todo, la base tanto política como económica de la presente Administración Gubernamental es cederle todo servicio público nacional al sector privado, lo que haría esta decisión difícil de creer. Después de todo, los recintos no se venderían “completos” a un postor sino se pican sus servicios y facilidades en partes como un bizcocho para la repartija. Lo que sin duda sucederá es que seguirán intentando vender los mismos pero  “disfrazaran” sus intenciones tras vocabulario tediosamente burocrático y complejo para que pasen desapercibidas por la gran mayoría. Es un triunfo que se debe tener en mirilla constante para que así se respete por los secuaces de Fortuño.

El huerto.

Nuevos precedentes y valiosas iniciativas:

Si se puede utilizar una palabra para describir esta lucha estudiantil tendría que ser solidaridad, particularmente aquella creada entre los diversos recintos de la UPR alrededor de la Isla. Claro está que el movimiento conto con la ayuda de diversos gremios de trabajadores y ciudadanos comunes afines con el esfuerzo huelgario y aportaron tanto tiempo como recursos para ayudarlos. Pero en lo que concierne los esfuerzos del movimiento estudiantil, la creación de un frente nacional universitario prometió ser sumamente productivo como método de presión ante los Síndicos “sordo-mudos” de la UPR. Al juntarse los distintos Comités Negociadores de cada recinto juntaron sus causas individuales para formar un Comité Negociador Nacional (CNN). Esto les aseguro mayor poderío como instrumento representativo de la lucha nacional del estudiantado. La unidad es el arma más potente en confrontaciones de este tipo y aquí se ha demostrado que juntos los recintos tienen más  fuerza e impacto que separados.

Esta unidad nacional podría ser un arma inigualable para el éxito de futuras luchas estudiantiles. Pero incluso hasta en momentos de “tranquilidad”, crear dichos lazos solidarios entre el estudiantado de los diversos recintos del sistema UPR es algo positivo. Podría abrir las puertas para coaliciones nacionales de estudiantes enfocados en estudios o agendas particulares. Una de las tendencias consecuentes del neoliberalismo más marcadas en la vida universitaria actual es la falta de un sentido comunitario dentro de la misma. Con una prioridad en graduarse y entrar enseguida al mercado laboral, las universidades se han vuelto fábricas de diplomas en vez de espacios socio-culturales de importancia social. Esta visión predominante afecta la conceptualización del estudiante promedio sobre la importancia de las universidades y por ende su énfasis en luchar por preservarla. Sobre todo la UPR, que es un patrimonio histórico al igual que la única universidad pública del país. El esfuerzo de un sistema UPR completo dedicado a cualquier meta que se proponga será sin duda una buena forma de cambiar este patrón tan negativo.

Otra iniciativa importante que definió esta huelga particular, y la separa bastante de las anteriores, fue el uso ingenioso de la tecnología y los recursos digitales. El colectivo estudiantil Radio Huelga fue una movida de categoría que proveyó un medio autóctono por el cual los estudiantes pudieron difundir sus ideas sobre los acontecimientos en sus propias palabras. Claro está que la prensa y los medios noticiosos dieron mucha cobertura al magno evento, pero se limitaban en muchas instancias a las especulaciones del exterior y perspectivas ajenas a lo que sucedía tras los portones. Por eso  es importante el hecho de que los estudiantes hayan creado su propia emisora radial para dar información desde su propia perspectiva. A este fin también aporto el colectivo de periodistas estudiantiles que documentaron este momento histórico a través del blog Desde Adentro. Es importante el acceso a distintos medios comunicativos para asegurar el éxito propagandístico de la lucha. Más importante vienen siendo los mismos cuando son productos de la auto-gestión del grupo en pie de lucha.

Otra iniciativa que no debe tratarse con frivolidad fue el huerto colectivo que iniciaron los estudiantes dentro del Recinto riopiedrense. El 9 de mayo del 2010 -Día de las Madres- estos demostraron lo importante que pueden ser estos cultivos para unir a las familias y personas en general. Ese día fueron invitados los estudiantes del recinto y sus respectivas madres a celebrar el día cultivando cilantro en el pequeño huerto. Este humilde gesto sirvió para demostrarle a los puertorriqueños en general sobre las intenciones benéficas del movimiento. Según la Administración se trataban de ‘terroristas’ y ‘salvajes’, lo que hizo importante el evento para ir desasiendo esa imagen errónea entre los padres y madres del país. Pero fuera de eso, me pareció una buena idea para cultivar espacios comunitarios que están en gran escasez. En una sociedad donde hacen faltas medios más asequibles para el alimento fresco y natural me parece una buena aportación. La UPR-RP es un campus enorme con gran capacidad para este tipo de iniciativa y si cumple con unificar más la comunidad tanto estudiantil como riopiedrense: ¿Por qué no continuarlo? Si lo iniciaron los estudiantes, casi sin recursos, si se fomenta como proyecto con asistencia Administrativa tendrá mayor éxito.

Entre sol y sombra.

Factores sobre los que hay que estar pendiente:

El documento Entendidos entre la administración universitaria y el Comité Negociador Nacional tiene ciertas partes que me parecen algo preocupantes. Encuentro que hay algunos puntos que parecen contradecirse en algunos aspectos. Por ejemplo, el 1er punto relacionado a las sanciones estipula que la Administración Universitaria no utilizaría procesos sumarios dispuestos en los Artículos 6.25 y 6.27 del Reglamento General de Estudiantes para penalizar a estudiantes que hayan participado activamente en la Huelga y sus distintas manifestaciones. Sin embargo, el 4to punto señala algo que parece contradecir lo antes mencionado. El mismo comienza: “En casos de suspensión por hechos ocurridos durante y relacionados con este conflicto huelgario en el cual un estudiante presente un recurso apelativo ante el Presidente y la Junta de Síndicos, la Junta de Síndicos se compromete a que este proceso se manejará de la manera más expedita posible.” Igual señala que el estudiante tendrá la oportunidad de paralizar las sanciones impuestas según los remedios provisionales establecidos en el Artículo 29 del Reglamento General de Estudiantes. De esta manera si siguen habiendo sanciones, pero las mismas se atenderían fuera de la universidad. El oficial designado para atender el caso de las sanciones de los estudiantes será un abogado asignado por la misma Administración Universitaria fuera del recinto. La sección lee: “…el oficial examinador a ser designado por el Rector, bajo el artículo 6.9 del Reglamento General de Estudiantes será un abogado u abogada que haya sido juez o jueza en el Tribunal de Justicia de Puerto Rico”.

Si algo sobresalió en todo este proceso huelgario fue la intransigencia de la Administración Universitaria hacia la problemática estudiantil. Ygrí Rivera, la presidenta de la Junta de Síndicos, y Ramón De la Torre, Presidente de la UPR-RP, afrontaron todas las reuniones con el Comité Negociador con marcado cinismo y apatía en todos sus encuentros. Tanta fue su negligencia en las negociaciones que la huelga duro cerca de dos meses cuando pudo haberse resuelto con mayor rapidez si hubiesen cooperado. La preocupación por el hecho de que la misma Administración que cabildeaba una agenda en contra del estudiantado tiene igual la decisión sobre quien estará atendiendo su caso al momento de defenderse contra sus sanciones. No debe sorprenderle a nadie que fueran a escoger abogados anti-paticos hacia la huelga y sus participantes por lo que sin duda solo harían el trabajo sucio de penalizar o expulsar a los manifestantes por la Administración.

Otro punto que me confunde es: ¿qué normas se estarán empleando para comenzar a sancionar a los estudiantes? Ya establecido el punto de que hay sanciones: ¿Cómo se repartirán? Parecería prácticamente imposible poder especificar ‘quien’ o  ‘quienes’ son responsables sin evidencia substancial. En el periódico El Nuevo Día -versión digital del 22 de junio- la catedrática de la Facultad de Humanidades de la UPR-Carolina señala “Sin tener prueba no se puedo acusar a nadie” luego de inspeccionar el edificio de Oficinas y Talleres de Operación y Mantenimiento. Por eso hay que estar pendientes a las formas en las que busquen hacer las acusaciones e imponer sanciones. La repartija podría hacerse de manera ilegitima si no está propiamente fundamentada con evidencia. Tal vez cuentan con una estrategia de este tipo para intentar “filtrar” a muchos de los participantes de la huelga para evitar que sigan ejerciendo presión para defender la educación pública en un futuro cercano. Así ir debilitando la resistencia interna de la universidad para asegurar la agenda política de la Junta de Síndicos.

Coño Boricua, que felicidad.

Conclusión:

La lucha estudiantil ha pasado por una fuerte trayectoria estos últimos casi  dos meses de Huelga. Encontró oposición de distintos bandos- tanto Universitarios (Junta de Síndicos, Mayoría Silente) como Gubernamentales- pero perduro, demostrando que ser perseverante rinde frutos. Según sus distintas manifestaciones fueron cada obteniendo cada vez más nuevas alianzas que brindaron apoyo. Si bien siento que hay que felicitar al estudiantado por sus esfuerzos, creo que la Administración Universitaria/Gubernamental (representan en fin los mismos intereses neoliberales) igual dieron una tediosa lección en lo inhumanas que pueden ser las instituciones cuando sus intereses están ajenos al bien del pueblo. Desde brutalidad e intimidación policiaca hasta legalmente cortarle el acceso a recursos preciados como agua y alimento a los manifestantes dentro de los recintos, dieron luz verde a cuanta violación de derechos humanos pudieron para debilitar la lucha. Debido a esta cruel desfachatez por el bien estar de los estudiantes murió Natalia Sánchez López, estudiante de Mayagüez, porque el rector interino Jorge V. Rivera Santos no proveyó facilidades seguras para que celebraran los estudiantes mayaguenses su asamblea. Independientemente a que uno simpatice o difiera de los procesos huelgarios, creo que es importante exigir que el Gobierno utilice medios justos al momento de resolver los conflictos (respetando ante todo los derechos humanos).

Las negociaciones logradas por el Comité Negociador Nacional fueron ratificadas el 21 de junio en una magna e histórica Asamblea Nacional de estudiantes. Esto quiere decir que las clases próximamente estarán comenzando para lograr concluir el semestre que se puso en moratoria por los eventos huelgarios. Aunque las negociaciones claramente señalan la existencia de la cuota que se ha pospuesto hasta el mes de enero del 2011, es importante recordar que en las mismas se incluyen: “Lo antes dispuesto no debe ser en entendido como una aceptación del Comité Negociador Nacional, representantes de los estudiantes en este proceso de mediación, a la imposición de un aumento en los costos de estudio a partir de enero de 2011”. De esta manera el movimiento señala que vendrá con mayores fuerzas el año entrante para luchar contra la nueva trampa que intento colar la Junta de Síndicos casi al final. Más aun, entran en una situación más compleja porque a pocas horas de concluir la huelga, Fortuño nombro cuatro nuevos integrantes a la Junta de Síndicos, elevando el número de 13 a 17. Como señala el artículo ‘Dan dirección a la UPR’ de Cynthia López Cabán en El Nuevo Día del 23 de junio, la nueva ‘dirección’ que busca Fortuño tras esta decisión es solidificar el poderío del bando PNP en la Junta como ocurrió en el Tribunal Supremo. Así tienen una mayoría en las votaciones al momento de tomarse decisiones administrativas. En otras palabras, Ygrí Rivera y su agenda neoliberal tendrá un apoyo casi garantizado al momento de plasmar un proyecto. Según el mismo artículo, la movida igual busca neutralizar el impacto de los nuevos síndicos nombrados por la comunidad universitaria y que han tenido un rol protagónico en la huelga. En otras palabras tanto profesores como estudiantes nos vemos afectados por este arreglo que busca quitarnos la ‘voz y el voto’ en las decisiones de impacto administrativo de la universidad.

Aunque se presenta un nuevo obstáculo, me parece que si el movimiento estudiantil ha logrado manifestarse con notable éxito y categoría durante dos meses de extrema presión nacional, los próximos seis meses antes de enero podrían ser aun más fructíferos si se estresan todas las grandes iniciativas que creado tras el transcurso de la lucha y las nuevas herramientas que sin duda cultivaran para adelantarla aun mas.

About Yamil Corvalán

Yamil Corvalán has written 3 post in this blog.

Poeta y ensayista. Nació en San Juan, Puerto Rico, un diciembre 31 del 1987. Cursa estudios en Ciencias Políticas en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras. Adicional, es voluntario en la sección de Puerto Rico de Amnistía Internacional, donde lleva a cabo una investigación social sobre comunidades en peligro de desalojo forzoso en la Isla. Ha participado en cortometrajes y anuncios televisivos. Ha sido publicado en Cinosargo y Poesía Salvaje, revistas digitales de literatura.

w

Leave a Reply