subscribe: Posts | Comments

Otro dios debe caer: La tevé y Puerto Rico

1 comment




En el 1954: Viet Nam (Indochina hasta entonces) quedaba dividida en dos; se incorpora el lenguaje
 de computadoras conocido como FORTRAN a la compañía IBM; Hemingway obtenía el premio Nóbel de literatura, la isla de Ellis es cerrada; se ensayan explosiones atómicas y luego detonaciones de bombas de hidrógeno en el Pacífico. El caso de Brown vs. El Departamento de Educación sentaba las bases para la desegregación de las escuelas en Estados Unidos; el Macartismo tenía a todo dar su maquinaria de casería de comunistas; en Guatemala se derroca al presidente; Duvalier asume la presidencia de Haití. William Golding publica The Lords of the Flies; Elvis graba su primer disco; salen al mercado los TV Dinner; Eisenhower, incorpora la frase “under God” en el “Pledge of Allegiance”, que desde el 1954 dice: “…una nación, bajo Dios, indivisible…”; Gamal Abdel Nasser toma el poder en Egipto; Se entrega por primera vez una carta por cartero en PR, y fue a una señora en Caparra Heights; y se unifican los municipios de Río Piedras y San Juan. También en 1954, RCA construye su primer televisor a colores y comienza su producción en masa. El modelo RCA a colores del 1953, se convierte en estándar en los EUA. El de 12 pulgadas se vendía a $1000[i].

Además, “el domingo 28 de marzo de 1954 a las 4:00 pm” [ii], se inicia la transmisión de la primera emisora comercial en Puerto Rico. En mayo ya habían dos canales que transmitían en blanco y negro[iii]: WKAQ canal 2, el primero con programación, seguido de inmediato por el canal 4, WAPA. Para esta fecha, ya existían en EUA 2,487 estaciones de radio AM y 560 FM, además de 349 estaciones de TV, casi el triple de las que habían en el 1953.

Para la mayoría del mundo, la TV es una herramienta para su uso, pero es todo lo contrario; la TV es del uso de los que en ellos pueden presentarse y representarse.  Nosotros, al ser sólo espectadores, nos convertimos en una forma nueva de consumidores.

La televisión no existiría sin el mercado capitalista, porque no es en realidad un medio de comunicación. La televisión no escucha, no te ve. Más bien como Galeano, deberíamos llamarla un “monólogo del poder”. Es como tener al mercado metido en tu casa. Es como tener los dictados del capital en tu oído, es como estar perdido dentro del cerebro del cuerpo de la mano invisible que llamaba Adam Smith.

Entendemos que la TV tiene un nacimiento que aclara su función social como reproductora de la cultura de las clases dominantes y que esa cultura establece su hegemonía por usar los productos que le nacen espontáneamente (Gramsci). La historia de la TV en PR se ha tomado desde sus contenidos; se ha estudiado como medio, pero no como fin en sí mismo. Lo que esto significa es que la TV debería entenderse como histórica y para eso debemos conocer su pretexto y su contexto, no sólo su texto.

Pero el error más grande al estudiar la TV ha sido colocarla como parte del desarrollo de la tecnología y de las comunicaciones, cuando ha sido una academia del mercado. La tevé es un mercado como el de plazas, pero en donde no puedes regatear, y en donde no te ven, ni te escuchan. La tevé, más que una tecnología de comunicación, debe entenderse como un método educativo,  es una escuela popular.

Considero que aclararía el rol de la TV si la vemos como un edificio, más que como un mueble o una herramienta. Vean porque.

Foucault nos enseñó que usar el mismo edificio para un leprosario, y luego para un manicomio, es consecuencia de una misma mente y evidencia como funciona el discurso del poder (Vigilar y Castigar). Yo imagino, para ilustrar mi punto, que la televisión sería como una escuela con muchas aulas: como una universidad de hoy día. Imaginemos entonces que quisiéramos hacer un cambio revolucionario en la educación, pero no cambiemos de edificio. ¿Cómo afectaría a nuestro nuevo programa pedagógico el estar obligados y restringidos a implementar nuestro programa en el edificio en que se educaban bonches de gentes en aulas? ¿Qué dice esto de nosotros?

Sugerimos que la TV como fenómeno sólo es posible como producto ofrecido en el mercado, dentro del tiempo que le dio origen y que no existiría si no hubiera una necesidad de mecanismos de reproducción cultural para el mantenimiento de la existencia del Mercado. Este pretexto, y contexto, no sólo hace la función de reproducir el Mercado, sino que lo hace sin que nos demos cuenta. La TV no tiene otro propósito que el de educar sobre el funcionamiento de la cultura del mercado para que podamos imitarlo con nuestras acciones. Lo que la guerra imperialista hace concreto, la TV lo consigue en lo abstracto, logrando estar presente en cada gesto, en cada frase publicitaria, en cada actor convertido en héroe y paradigma y en todos sus “ejemplos”. Esto le creó la fuerza masiva que ostenta como recurso audiovisual dentro de la tradición burguesa de la administración de las riquezas y la propiedad.

La burguesía, al explotar el mercado mundial, da a la producción y al consumo de todos los países un sello cosmopolita. Entre los lamentos de los reaccionarios destruye los cimientos nacionales de la industria. Las viejas industrias nacionales se vienen a tierra, arrolladas por otras nuevas, cuya instauración es problema vital para todas las naciones civilizadas…

…La burguesía, con el rápido perfeccionamiento de todos los medios de producción, con las facilidades increíbles de su red de comunicaciones, lleva la civilización hasta  las naciones más salvajes. …Obliga a todas las naciones a abrazar el régimen de producción de la burguesía o perecer; las obliga a implantar en su propio seno la llamada civilización, es decir, a hacerse burguesas. Crea un mundo hecho a su imagen y semejanza.(Manifiesto del Partido Comunista).

Esto fue escrito en el 1848, por Marx y Engels. La estructura que definen no imaginaba llegar a tener una herramienta tan masiva como la TV para agilizar las reestructuraciones sociales que permitirían la integración de los conquistados a la economía capitalista y lo cual en el fondo es lo importante para el sistema de mercado detrás de la TV.

Por lo tanto, me aventuro a pensar que la emancipación debe venir acompañada de una total distancia de los medios de “comunicación” de manera tan urgente como deberíamos separarnos de la idea del “cielo” para poder pisar por fin la tierra. El Mercado asume las cualidades que teníamos hasta su llegada reservadas para dios. Con ella hoy pensamos como si fuera toda un libro santo. Al soltarnos de su constante defensa del mercado que nos explota, discrimina, y destruye el planeta, lograremos la perspectiva y la libertad para sopesarnos ante nuestros propios paradigmas.


[i] En 1960, el ingreso anual de una familia en PR era de 1,082 dólares. No hay cifras para el 1950. Los municipios con más ingresos por grupo familiar  eran San Juan con 1,990 y Bayamón con 1,983 dólares al año. (Negociado del Censo Federal: http://www.gobierno.pr/Censo/SerieHistoricaDatosCensales).

[ii] Para el 17 de Mayo de 1954, El Mundo publica una noticia en la segunda página, con el título: “20,000 televisores; Aumenta el Teleauditorio.” Aquí señalan, como más de 21,000 los televisores reportados a la Administración de Estabilización Económica. A este número se suman los que calcula el periódico como más de 5,000 “traídos”. Si a esta cifra, le añadimos el hecho de que frente a cada televisor, habían familias enteras, amigos y vecinos, según cuentan los viejos, (En el 1950 habían alrededor de cinco (5.07) personas por hogar y en San Juan se contaron 77,128 hogares. En el 60, baja a 4.79 los miembros promedio por hogar, pero suben a 100,267 los hogares contados) podemos identificar como el número provisional de teleaudiencia potencial,; [(77,128 + 100,267)/ 2] x [( 4.79 + 5.07)/ 2] = 437,278.7: las personas promedio (entre 1950-60) con casas y en familias. Si dividimos esta cifra entre los televisores, tendrían que haber 16.81 personas por televisor, para que todo individuo miembro de familia estuviera viendo TV en San Juan. Si multiplicamos esta cantidad por un promedio de 6 a 12 personas, (muy probable) viendo a la vez, la cifra estaría, para los primeros años de la TV en PR, entre los 156,000 y 312,000. (datos censales, del Negociado del Censo Federal).

La población censada para toda la Isla en el 1950 era de 2,210,703; en el 1960, de 2,349,544. En San Juan la población en el 1950 se calculó en  368,756, y se consideraban urbanas a 357,205 personas. En 1960, la población en SJ estaba en 451,658 y de éstos, eran urbanos 432, 377. Esto pone en perspectiva la posibilidad de espectadores, dados los alcances de las antenas en Hato Rey, y la colocada después por WKAQ TV, en La Marquesa, en Aguas Buenas, en mayo del 1954. Nosotros nos dedicaremos al ciudadano urbano, sobre todo en San Juan, como protagonista de nuestra investigación.

El aspecto de evento social que defiende nuestro cálculo estimado del número de televidentes, queda sugerido en este anuncio del mundo del mismo 17 de mayo de 1954: “Para TELEVISION party, El Nilo, parada 22, ofrece sandwiches, bizcochos, dulces, bombones, estuches de galletas, mantecados, toda clase de platos propios para FIESTAS DE TELEVISIÓN.”

[iii] La transmisión a colores en PR, se hace por vez primera con WAPA TV, canal 4 en febrero de 1966.

About Amado Martínez Lebrón

Amado Martínez Lebrón has written 17 post in this blog.

Nace durante el 1973 en Santurce, Puerto Rico. Hizo su bachillerato en Filosofía y Letras en la Universidad de Puerto Rico, recinto de Río Piedras, y su maestría en Historia. Fundó la Organización Socialista Internacional (OSI) en el campus de Río Piedras. Genera propuestas de arte conceptual, además de escribir, producir, diseñar y coordinar para la industria audiovisual local. Por casi cuatro años promovió artistas plásticos y músicos, en su negocio en el viejo San Juan, llamado Enlaces Café. Es escritor y poeta.

w
  1. Muy bueno, doy clases en la UPR y estoy totalmente de acuerdo que ademas de la televison deberiamos erradicar los salones de aula de las universidades, empezando por los banquitos esos que tienen una mesita y que uno se siente como si estuviera literalmente aprisionado, asi esta la mente tambien en los discursos educativos contemporaneos. En cuanto a la cita de Marx, se nota el etnocentrismo cuando habla de las culturas “primitivas”, y todavia tengo fe en la internet aunque EEUU quiere pasar una ley para cohartarla porque se estan dando cuenta del poder de las masas en ese tipo de medios, como este que estamos usando, y que han movililzado millones de persoans para campanas de todo tipo, claro no todo es color de rosa, pero la televsion defnitivamente erradicarla, igual que el patriarcado que es donde radica el problema del capitalismo, y algo que Marx y Engels si investigaron pero no le diero mucha importancia fue a las sociedad matrifocales que fueron reempplazadas por el industrialismo en conspiracion con el cristianismo y las monarquias feudales. Sin romantizarlas tampoco, la mujer tenia un rol mucho mas importante y no solo una conexion estable y sustentable con la tierra y con las relaciones interpersonales pero tambien con la libertad del cuerpo de la mujer y la reproduccion, algo que hoy dia seguimos haciendo pero a medias , luchando con todos los tabues impuestos por la television y otros medios sobre la familia tradicional y las relaciones jerarquicas y dominantes de poder. Hay que empezar a inventar el Zero como hicieron los mayas con solo mirar a las estrellas, asi de sencillo es pero hoy dia si no es complicado o de afuera, no es bueno. Gracias de nuevo y felicidades por el blog!

Leave a Reply